Domingo


Domingo

            Ese día me levanté temprano –debo luchar contra lo que en mí resulta innato. Joo. Ya no sé qué iba a decir. Resulta que entré en twitter y absorbió todos mis otros pensamientos como una esponja.
            No quiero escribir sobre mis malditos sentimientos. No pienso hacerlo porque me resulta patético. SOLO quiero escribir una novela. ¡Dios Santo, la virgen María y los 12 apóstoles! ¿Tan difícil es?
            Y aquí me tienen, escribiendo esto. (¿Existe la palabra OVERCRAP? No. Acabo de buscarlo y no existe. Significaría “mucha mierda”. Muy overcrap, eso ya sería una redundancia).
            Me encanta la palabra Ebb tide (marea baja). El inglés es tan lindo. Estoy enamorada del inglés, no me importa lo que piensen los demás. Y en español, artimaña.
Astrid es mañana; se me ocurrió que Artimaña podría significar eso.
            Podría estar ocupando mejor mi tiempo, YET aquí me tienen, hablando incoherencias. Todo esto no importa, claro, pero si algún día estos diarios llegaran a publicarse y a tener mucho éxito, por favor recuerden que en el proceso de escribirlos morí muchas veces. (¿Cuándo no muero? Siempre es un buen momento para morir).
            Me estoy imaginando que me quieren hacer una entrevista para conocerme mejor y me hacen preguntas chulas y las contento (contesto). ¿A quién contento? ¡A mí no, seguro! Miren que no estoy corrigiendo nada; como sale, sale. Por eso puse sin querer “contento”. Tampoco se me ocurrió pensar que quizá puse contento porque me hallaba contento.
            Entonces me querían hacer una entrevista. ¿Por qué? Yo no tengo nada interesante o divertido para contar. Yo aburro al mundo, y el mundo me aburre a mí. Somos tal para cual. Excepto por la parte donde me encanta vivir. Es decir, sí me gusta (creo que sí); solo quisiera existir (No vivir) y que todos los problemas humanos en todas sus miles y diversas formas posibles no lograran afectarme. No quiero verme afectada. Juro que cada día de mi vida que transcurre intento verme menos tocada por lo humano (porque mis problemas son de índole humano, no de la naturaleza); a veces me siento violada. Por favor no me toques, querido mundo, que yo no pedí esto. No pedí nacer con este cuerpo humano y esta mente tan limitada que da asco. Si me permitieras ser parte del Universo, quizá las cosas serían diferentes. No puedo imaginar aquello que nunca fue. Por ejemplo, no me pidas que comparta tus sentimientos cósmicos porque no lo sé. Y tengo ya demasiados con de los de mi especie como para poder pensar en otros. Solo en mí reside lo mundano. Perdón, perdón, perdón por ser simplemente un humano.
            Me distraje porque estoy escuchando una canción (NonBlondes, What’s up) que transcurre en el episodio de una serie que estoy viendo y fue hermoso. Ya no recuerdo nada más que la canción y algunas imágenes. Pero juro que en ese momento me sentí muy dichosa, agradecida con la vida por estar acá.


Comentarios

  1. Mis amigos españoles dicen mucho esa palabra ¨mierda¨ , a mi no me gusta la siento demasiado fuerte. Ni siquiera nunca la he dicho en voz alta (i en baja).

    Me gusta mucho Four NonBlondes, me gusta lo fachoso de a cantante. Si fuera cantante me vestiría así.


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo la suelo usar mucho. Me parece menos agresiva que las muchas que se usan en mi país (Argentina) bueno, digo "mucho" pero en verdad no digo muchas malas palabras.

      No esperes a ser cantante para vestirte así :)

      Eliminar

Publicar un comentario